SAP Madrid 315/2002, 9 de Septiembre de 2002

Ponente:D. JESUS FERNANDEZ ENTRALGO
Número de Recurso:271/2002
Número de Resolución:315/2002
Fecha de Resolución: 9 de Septiembre de 2002
Emisor:Audiencia Provincial - Madrid, Sección 17ª
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

D. JESUS FERNANDEZ ENTRALGO

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

SECCION :17ª

APELACION NUMERO/AÑO:271/02

PROCEDIMIENTO :JUICIO DE FALTAS

NUMERO/AÑO :403/01

JUZGADO DE INSTRUCCION

LOCALIDAD/NUMERO :MAJADAHONDA n° 3

MAGISTRADO :Ilustrísimo Señor:

Don Jesús Fernández Entralgo.

(Presidente)

La Sección Decimoséptima de la Ilustrísima Audiencia Provincial de Madrid, en la causa de referencia, ha dictado,

EN NOMBRE DE S.M., EL REY,

la siguiente

SENTENCIA n° 315/02

En la Villa de Madrid, a nueve de septiembre de dos mil dos.

La Sección Decimoséptima de la Ilustrísima Audiencia Provincial de Madrid, constituida como órgano unipersonal, y actuando, en tal concepto, el Ilustrísimo Señor Magistrado Don Jesús Fernández Entralgo, ha visto el recurso de apelación interpuesto por Millán, contra la sentencia dictada, con fecha doce de marzo de dos mil dos, en juicio de faltas número. 403/01, del Juzgado de Instrucción n° 3 de los de Majadahonda. Intervino como parte apelada, el Ministerio Fiscal, Alexander y María.

ANTECEDENTES DE HECHO
Primero

Con fecha doce de marzo de dos mil dos, se dictó sentencia en juicio de faltas 403/01, del Juzgado de Instrucción n° 3 de los de Majadahonda.

En dicha resolución se fijaron los siguientes hechos, como probados:

Probado y así se declara que sobre las 21 horas del día 27 de agosto de 2001, Millán, Alexander y María, compañera sentimental de Alexander, iniciaron una discusión en las proximidades de sus respectivos domicilio sitos en la AVENIDA000NUM000 y NUM001, respectivamente, de la localidad de Las Rozas (Madrid), porque el perro de Millán había asustado al hijo de Alexander y María. En el curso de la reyerta María, quien llevaba a su hijo Juan Alberto, de tres años de edad, en los brazos, le dijo a Millán que estaba loco y que era un sinvergüenza. A continuación, de las palabras pasaron a los hechos y, sin solución de continuidad, se enzarzaron en una breve pelea en la que golpearon mutuamente, de manera que Millán propinó un puñetazo en el ojo derecho a María y también pegó a Alexander hasta hacerle caer al suelo en dos ocasiones. Por su parte Alexander también vapuleó a Millán llegando a darle incluso alguna patada en las piernas, perdurando la pelea hasta que fueron separados por unos vecinos, sin que se haya objetivado que María golpease a Millán.

Como consecuencia de la mutua agresión, los intervinientes en la pelea tuvieron las siguientes lesiones:

- Millán, tuvo contusión en quinto dedo de la mano derecha, y contusión pretibial izquierda. Precisó primera asistencia, no seguida de tratamiento médico ni quirúrgico, aunque se le administraron antiinflamatorios. Tardo en curar o estabilizarse de las lesiones 15 días, de los cuales 2 días estuvo impedido para sus ocupaciones habituales. Persiste como secuela una tendinopatía en la rodilla izquierda que ocasiona dolor ligero.

- Alexander, padeció tumefacción en el 5° metacarpiano de la mano izquierda, hematomas en brazo derecho, contusión craneal y lumbar. Precisó primera asistencia, no seguida de tratamiento médico ni quirúrgico, pero se le administraron analgésicos. Tardó en curar o estabilizarse de las lesiones 15 días con impedimento para sus ocupaciones habituales los mismos días. Persiste como secuela imposibilidad de flexión de la falange distal del segundo dedo de la mano izquierda, sin que refiera dolor en el mismo.

- María, tuvo erosiones en brazo izquierdo y hematoma en ojo derecho. Precisó primera asistencia, no seguida de tratamiento médico ni quirúrgico, si bien se le administraron analgésicos y tranquilizantes. Tardó en curar o estabilizarse de las lesiones 7 días, con impedimento para sus ocupaciones habituales los mismos días y sin que persistan secuelas.

El menor Juan Alberto, de 3 años de edad, que durante el altercado se encontraba en los brazos de su madre, María, se asustó enormemente al presenciar la pelea, dándose la circunstancia de que el niño padece una grave enfermedad coronaria.

Asimismo, el día 2 de septiembre de 2001, Millán, presentó otra denuncia manifestando que sobre las 16,30 horas de ese día su vecino Alexander, había echado aceite en el disco y en las pastillas de freno de una motocicleta marca Gilera 50, propiedad del denunciante. Al día siguiente, Millán, volvió a denunciar que su vecino Alexander había dicho que "iba a matar a la mierda de su perro". Por su parte, Alexander compareció el día 6 de septiembre ante la Guardia Civil, negando lo anterior y afirmando que fue su vecino quien dijo que no tienes ni idea de lo malo que voy a ser a partir de ahora.

Se da la circunstancia de que los denunciantes y a la vez denunciados en estas actuaciones con vecinos, viven en chalés colindantes, muy próximos, y mantienen desde hace tiempo desavenencias, sin que de sus manifestaciones se deduzca que vayan a terminar por mantener una buena relación de vecindad.

Su parte dispositiva contenía el siguiente fallo:

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA