SAP Zamora 39/2008, 21 de Abril de 2008

Ponente:LUIS BRUALLA SANTOS-FUNCIA
Número de Recurso:389/2007
Procedimiento:CIVIL
Número de Resolución:39/2008
Fecha de Resolución:21 de Abril de 2008
Emisor:Audiencia Provincial - Zamora, Sección 1ª
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

SENTENCIA Nº 39

Ilustrísimos/as Sres/as

Presidente/a

D. LUIS BRUALLA SANTOS FUNCIA.

Magistrados/as

D.PEDRO JESÚS GARCIA GARZON

D.ANDRES MANUEL ENCINAS BERNARDO.

--------------------------------------------------------------En la ciudad de ZAMORA, a veintiuno de Abril de dos mil ocho.

Vistos ante esta Ilustrísima Audiencia Provincial en grado de apelación los autos de PROCEDIMIENTO ORDINARIO 48 /2006, seguidos en el JDO.1A.INST. de TORO, RECURSO DE APELACION (LECN) 389/2007; seguidos entre partes, de una como apelante Dª. Julieta , representada porla Procuradora Dª. Mª TERESA MESONERO HERRERO, y dirigida por el Letrado D. MANUEL ALBARRAN CARRACEDO, y de otra como apelados Dª. María Rosario y D. Fernando , representados por la Procuradora Dª. EMMA BARBA GALLEGO y dirigidos por el Letrado D. MIGUEL A. LORENZO HUERGA.

Actúa como Ponente, el Iltmo. Sr. D. LUIS BRUALLA SANTOS FUNCIA.

A N T E C E D E N T E S D E H E C H O
PRIMERO

Por el JDO.1A.INST. de TORO, se dictó sentencia de fecha 26-06-2007, cuya parte dispositiva, dice: "FALLO: Que debo DESESTIMAR Y DESESTIMO la demanda interpuesta por Don Manuel Merino Palazuelo a instancia de Doña Julieta , contra Don Fernando y Doña María Rosario , absolviendo a los demandados de los pedimentos efectuados en su contra, con imposición de costas a la parte actora".

SEGUNDO

Contra mencionada resolución interpuso la parte demandante el presente recurso de apelación que fue sustanciado en la instancia de conformidad con lo establecido en el art. 457 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil ; se elevaron los autos, correspondiendo a este Tribunal su resolución, dando lugar a la formación del presente rollo y, no habiéndose celebrado vista pública ni solicitado práctica de prueba, quedó el procedimiento para votación y fallo, señalándose el día 29-01- 2008.

TERCERO

En la tramitación del recurso se han observado y cumplido todas las prescripciones de carácter legal, salvo el plazo para transcribir esta resolución por motivos de huelga, la cual fue entregada por el Magistrado Ponente en fecha 4 de marzo de 2008.

F U N D A M E N T O S J U R Í D I C O S
  1. La sentencia dictada en estas actuaciones en la primera instancia ha sido objeto de recurso de apelación interpuesto por la representación procesal del actor Julieta , solicitando su revocación y que se dicte nueva sentencia por esta Sala por la que se estimen íntegramente las pretensiones contenidas en la demanda rectora de la litis, con imposición de las costas causadas en la instancia a la parte demandada, ya que la resolución recurrida incurre en error de hecho en la apreciación de la prueba y en error de derecho por inaplicación del art. 1124, 1091 y 1258 del Código Civil .

  2. El contrato, cuya resolución se pretende en la demanda rectora de esta litis, se calificó ya en la escritura pública de su otorgamiento de fecha el 22 de enero de 1.993 como contrato de vitalicio haciendo constar que al mismo se aplicará lo dispuesto en la sentencia de 28 de mayo de 1965 (sentencia que, entre, otras es recogida por las SS. 17/jul/98, 1/jul/2003, 26/feb/2007) que dice "que al amparo del principio de libertad contractual las partes pueden pactar que una de ellas se obligue con respecto a la otra a prestarle alimentos con la extensión, amplitud y término que convengan mediante la contraprestación que fijen, dando lugar al denominado "vitalicio" que no es una modalidad de la renta vitalicia regulada en los artículos 1802 al 1808 del Código Civil , sino un contrato autónomo, innominado y atípico susceptible de las variedades propias de su naturaleza y finalidad, regido por las cláusulas, pactos y condiciones que se incorporen al mismo en cuanto no son contrarios a las leyes, a la moral o al orden público -artículo 1255 del Código Civil -, y al que son aplicables las normas generales de las obligaciones", lo que hace evidente, a todos los efectos, que las partes contratantes que las partes tuvieron en cuenta la interpretación jurisprudencial de esta figura como concepto básico de la obligación que constituyeron convencionalmente entre los mismos.

    Con estos antecedentes jurisprudenciales y normativos se ha de concluir que, el contrato concertado, dentro de la autonomía de la voluntad de las partes, no consistía exclusivamente en la prestación de manutención o habitación, sino que es un contrato oneroso, complejo y atípico en el que se entremezclan obligaciones propias de los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA