AAP Madrid 104/2008, 14 de Marzo de 2008

Ponente:RAFAEL SARAZA JIMENA
Número de Recurso:274/2007
Procedimiento:RECURSO DE APELACIóN
Número de Resolución:104/2008
Fecha de Resolución:14 de Marzo de 2008
Emisor:Audiencia Provincial - Madrid, Sección 28ª
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 28

MADRID

AUTO: 00104/2008

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

Sección 28ª

Rollo de apelación nº 274/2007

Materia: Acumulación de acciones

Órgano judicial de origen: Juzgado de lo Mercantil núm. 1 de Madrid

Autos de origen: Proceso núm. 652/2006

Parte recurrente: OCSA OFFICINE DI CROCETTA

A U T O Nº 104

En Madrid, a 14 de Marzo de 2008..

La Sección Vigésimo Octava de la Audiencia Provincial de Madrid, especializada en materia mercantil, integrada por los Ilustrísimos Señores Magistrados D. Rafael Sarazá Jimena, D. Enrique García García y Pedro María Gómez Sánchez, ha visto el recurso de apelación, bajo el núm. de rollo 274/2007, interpuesto contra el auto de fecha 29 de marzo de 2007 dictado en el proceso núm. 652/2006 seguido ante el Juzgado de lo Mercantil núm. 1 de Madrid.

Han sido partes en el recurso, como apelante la parte actora, OCSA OFFICINE DI CROCETTA, representada por el Procurador Dª Adela Gilsanz Madroño y defendida por el Letrado D. Alessandro Aldighieri.

Es magistrado ponente el magistrado D. Rafael Sarazá Jimena.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

Por el Juzgado de lo Mercantil núm. 1 de Madrid se dictó con fecha 29 de marzo de 2007 auto cuya parte dispositiva establece: "DISPONGO: Se desestima el recurso de reposición, formulado por la Procuradora de los Tribunales Dª Adela Gilsanz Madroño actuando en nombre y representación de Ocsa-Officine di Crocetta, SpA. contra la providencia de fecha 14 de marzo de 2007.- Habiendo transcurrido el plazo de cinco días concedido a la parte demandante para proceder a la desacumulación sin haberlo llevado a cabo, se procede a la inadmisión a trámite de la demanda".

SEGUNDO

Notificada dicha resolución a las partes litigantes, por la representación de la parte actora se interpuso recurso de apelación que, admitido por el juzgado y tramitado en legal forma ha dado lugar a la formación del presente rollo, que se ha seguido con arreglo a los trámites de los de su clase.

TERCERO

En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.

RAZONAMIENTOS JURIDICOS

Se aceptan sustancialmente los expuestos en el auto apelado.

PRIMERO

La entidad promotora de este procedimiento formuló en su escrito inicial una demanda en ejercicio acumulado de dos acciones. Una contra la sociedad GRUPO FRAIMPE, S.L. en reclamación del cumplimiento de un aval prestado a otra sociedad mercantil. Y otra, contra D. Francisco en cuanto que administrador de la citada sociedad mercantil, para exigirle la responsabilidad solidaria que establece el art. 135 de la Ley de Sociedades Anónimas .

El Juzgado de instancia entendió que no era posible la acumulación de acciones por falta de competencia del Juzgado de lo Mercantil para conocer de la acción de reclamación del cumplimiento del aval, al no estar incluida entre las que el art. 86 ter de la Ley Orgánica del Poder Judicial establece como competencia de los Juzgados de lo Mercantil, y al no subsanar el defecto la parte demandante pese al plazo concedido para ello, puesto que lo que hizo la actora fue recurrir en reposición la providencia por la que se le dio la oportunidad de desacumular las acciones, dictó auto inadmitiendo a trámite la demanda por falta de competencia para conocer de la acción deducida contra la sociedad demandada. Contra este auto se alza la parte actora.

Los argumentos utilizados en la resolución apelada son compartidos en esta instancia, por lo que esta resolución habrá de resultar inevitablemente reiterativa en algunos de sus pasajes respecto de la que es objeto de la apelación.

SEGUNDO

Para determinar la acumulabilidad de la acción de reclamación de cantidad en cumplimiento de un aval contra la sociedad y de la acción de reclamación de responsabilidad contra el administrador fundada en el art. 135 de la Ley de Sociedades Anónimas debemos tomar en consideración lo siguiente:

  1. - Naturaleza de las acciones que se ejercitan.

    La acción de exigencia de cumplimiento de un aval a una sociedad mercantil no se sustenta en la legislación societaria, pues se trata de una acción contractual. Por tanto la acción que se ejercita como consecuencia del incumplimiento contractual, con evidente sustantividad propia, no tiene su fundamento en la legislación societaria en tanto que de la aplicación de ésta no surge la deuda que a la sociedad codemandada exige el tercero demandante.

    Por el contrario, la acción de reclamación de responsabilidad de los administradores es una acción que tiene su fundamento en la normativa reguladora de las sociedades mercantiles. En el caso de autos, la responsabilidad exigida al administrador "subsidiariamente" está fundada en el art. 135 de la Ley de Sociedades Anónimas .

  2. - Competencia de los Juzgados de lo Mercantil.

    El artículo 86 ter número 2 establece que los Juzgados de lo Mercantil "conocerán, asimismo, de cuantas cuestiones sean de la competencia del orden jurisdiccional civil", tras lo que contiene un listado de las materias para cuyo conocimiento se les atribuye competencia.

    La expresión utilizada por el precepto legal de que los Juzgados de lo Mercantil conocerán de cuantas cuestiones sean de competencia del orden jurisdiccional civil, no puede ser interpretada desconectada del listado de materias que después se introduce, porque la finalidad de tal declaración carecería de justificación si no se la relaciona con las materias cuya competencia se atribuye expresamente a los Juzgados de lo Mercantil. La expresión "de cuantas cuestiones sean de la competencia del orden jurisdiccional civil" va dirigida a dar exhaustividad a la competencia de los Juzgados de lo Mercantil respecto de las materias que después se relacionan, así como dejar claro que no corresponde a los órganos de lo mercantil el conocimiento de tales materias cuando éste estuviera atribuido a órganos de otros órdenes jurisdiccionales distintos del civil. Por tanto, como declara el auto de la Audiencia Provincial de Sevilla, Secc. 5ª, de 14 de diciembre de 2005,

    "todas aquellas cuestiones que no estén expresamente atribuidas al conocimiento del Juzgado de lo Mercantil en el art. 86 ter de la LOPJ son competencia de los Juzgados de Primera Instancia, sin que la competencia de los órganos mercantiles sea expansiva y pueda ir más allá de los límites expresamente marcados en la LOPJ, como por lo demás constituye un principio general en el deslinde de competencias cuando existen órganos especializados en alguna materia".

    Sobre este particular, ha de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA