AAP Las Palmas 356/2011, 28 de Junio de 2011

Ponente:SECUNDINO ALEMAN ALMEIDA
Número de Recurso:206/2011
Procedimiento:APELACION AUTOS
Número de Resolución:356/2011
Fecha de Resolución:28 de Junio de 2011
Emisor:Audiencia Provincial - Las Palmas, Sección 1ª
RESUMEN

SOBRESEIMIENTO PROVISIONAL. En el caso presente, la declaración del querellado, que además de una diligencia de investigación constituye como se ha dicho una garantía esencial del mismo -quién incluso puede pedir declarar cuantas veces quiera, art. 400 -, no constituye una diligencia esencial para cerrar la instrucción con una decisión de archivo, cuando de las que se hayan practicado no se... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

AUTO

Ilmos. /as Sres. /as

SALA Presidente

D./Da. MIGUEL ANGEL PARRAMON I BREGOLAT

Magistrados

D./Da. PEDRO JOAQUIN HERRERA PUENTES

D./Da. SECUNDINO ALEMAN ALMEIDA (Ponente)

En Las Palmas de Gran Canaria, a 28 de junio de 2011.

Dada cuenta;

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

Por el Ilmo. Magistrado- Juez del Juzgado de Instrucción no 1 de Las Palmas, y mediante auto de fecha 2 de febrero de 2011, en resolución de previo recurso de reforma, se acordó confirmar el sobreseimiento provisional y el archivo de las actuaciones dispuesto por auto de 23/09/2010, por entender que no hay indicios de infracción penal.

SEGUNDO

Contra la indicada resolución, y mediante escrito de fecha 14 de febrero de 2011, por la representación procesal de la parte querellante Dna. Margarita, se interpuso recurso de apelación.

TERCERO

Admitido a trámite, e impugnado por el Ministerio Fiscal y la defensa del querellado D. Isaac, se remitieron los autos a esta Audiencia Provincial en fecha 5 de mayo de 2011, teniendo entrada en la misma el 13 de mayo, turnando en reparto a esta Sección en la que tuvieron entrada en fecha 17 de mayo.

CUARTO

En virtud de diligencia de 20 de mayo se designa ponente conforme a la distribución numérica de asuntos, fijándose el 26 del mismo mes fecha para deliberación y votación, tras lo cuál quedaron las presentes actuaciones pendientes de resolución, de la que es ponente el Ilmo. Sr. D. SECUNDINO ALEMAN ALMEIDA, quién expresa el parecer de esta Sala.

RAZONAMIENTOS JURÍDICOS
PRIMERO

Ante todo debe senalarse que la característica de la fase instructora del procedimiento penal no es otra que la investigación de hechos en apariencia delictivos, en cuanto si ni siquiera presentan tal carácter debe procederse al archivo sin más (arts. 269 y 313 de la LECRIM ), por lo que salvado este control inicial, la instrucción estará encaminada, a tenor de los arts. 299 y 777.1 de la LECRIM, al esclarecimiento de los hechos con todas las circunstancias que puedan influir en su calificación, así como la identidad de las personas que en los mismos pudieren haber participado. Si tras dicha indagación se advirtieren indicios racionales de criminalidad, esto es, datos objetivos derivados de la investigación penal de los que quepa razonablemente deducir un juicio provisorio de responsabilidad penal respecto de persona concreta, estará justificado el llamado juicio de acusación que se desarrolla durante la fase intermedia, en que alguien distinto del instructor, sea el Fiscal o la acusación particular, deberá sostener la apertura del juicio oral para que se pueda someter al mismo al imputado. Ahora bien, si tras la investigación que se desarrolla bajo la dirección del Juez de Instrucción, las diligencias practicadas de oficio o a instancia de parte no aportan esos indicios, estará justificado el sobreseimiento provisional, debiendo ser libre si dicha investigación descarta la existencia del delito. Igualmente, si efectuado ese juicio de razonabilidad se advierten indicios de infracción penal que no alcanzan la naturaleza de delito sino de falta, estará justificada la transformación del procedimiento en juicio de faltas.

Dicho lo anterior, debe asimismo precisarse el exacto alcance de las resoluciones que se dicten durante la instrucción de las causas penales, teniendo en cuenta la dualidad procedimental existente en nuestra LECRIM. En primer lugar nos encontramos con los ya resenados autos de archivo dictados al amparo de los arts. 269 y 313, que han de equipararse a los de sobreseimiento provisional al no utilizarse legalmente el concepto de sobreseimiento libre, y no admitirse esta fórmula respecto de resoluciones que se limitan a efectuar un control formal sobre los hechos conocidos por la autoridad que no revistan caracteres de delito, sin que en consecuencia se haya iniciado ningún tipo de investigación, y que no tienen más finalidad que evitar someter a una persona a un procedimiento penal sobre la base de denuncias o querellas temerarias, y/o en base a hechos que manifiestamente no sean...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA