Sentencia nº 154/2014 de AP Badajoz, Sección 2ª, 5 de Junio de 2014

Procedimiento:CIVIL
Ponente:LUIS ROMUALDO HERNANDEZ DIAZ-AMBRONA
Fecha de Resolución: 5 de Junio de 2014
Número de Resolución:154/2014
Número de Recurso:138/2014
Emisor:Audiencia Provincial - Badajoz, Sección 2ª
RESUMEN

RESPONSABILIDAD PROFESIONAL. MÉDICO. ACTO SANITARIO. DEBER DE INFORMACIÓN. La obligación contractual o extracontractual del personal sanitario no es la de obtener en todo caso la curación del enfermo, lo que normal y razonablemente nadie puede asegurar, sino la de proporcionar los medios adecuados conforme a las reglas de su oficio y a las circunstancias del caso. Se desestima la apelación.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 2

BADAJOZ

SENTENCIA: 00154/2014

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 2 de BADAJOZ

1280A0

AVDA. COLÓN Nº 8,2ª PLANTA

Tfno.: 924284238-924284241 Fax: 924284275

N.I.G. 06015 37 1 2014 0203670

ROLLO: RECURSO DE APELACION (LECN) 0000138 /2014

Juzgado de procedencia: JDO.DE 1A INSTANCIA N. 1 de BADAJOZ

Procedimiento de origen: PROCEDIMIENTO ORDINARIO 0000791 /2012

Recurrente: Noemi

Procurador: MIGUEL FERNANDEZ DE AREVALO DELGADO

Abogado: IDEFONSO SELLER RODRIGUEZ

Recurrido: Cesareo

Procurador: JUAN CARLOS ALMEIDA LORENCES

Abogado: JOSE MARIA GUILLEN MARTIN

SENTENCIA Nº 154/2014

Ilmos. Sres. Magistrados:

Don Isidoro Sánchez Ugena.

Don Carlos Carapeto Márquez de Prado.

Don Luis Romualdo Hernández Díaz Ambrona.

En la ciudad de Badajoz, a 5 de junio de 2014.

Vistos, en grado de apelación, ante esta sección segunda de la Audiencia Provincial de Badajoz, los presentes autos de procedimiento ordinario, número 791/2012, procedentes del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Badajoz, a los que ha correspondido el rollo 138/2014, en el que aparece como parte apelante doña Noemi, que ha comparecido representada por el procurador don Miguel Fernández de Arévalo y Delgado y asistida por el letrado don Ildefonso Seller Rodríguez; y como parte apelada don Cesareo, que ha comparecido representado por el procurador don Juan Carlos Almeida Lorences y defendido por el abogado don Javier Gallardo Muslera.

A N T E C E D E N T E S D E H E C H O

PRIMERO

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Badajoz, con fecha 21 de enero de 2014, dictó sentencia cuya parte dispositiva decía así:

"Desestimando la demanda interpuesta por el procurador Sr. Fernández de Arévalo y Delgado, en nombre y representación de doña Noemi, frente a don Cesareo, representado por el procurador Sr.Almeida Lorences, absuelvo a don Cesareo de la pretensión deducida frente a él. Se imponen las costas causadas a la parte actora".

SEGUNDO

Contra la anterior sentencia se interpuso recurso por doña Noemi y, una vez admitido, se dio traslado del mismo a don Cesareo, que lo impugnó.

TERCERO

Elevadas las actuaciones a esta Audiencia Provincial para la resolución del recurso de apelación interpuesto, se formó el correspondiente rollo de Sala y se personaron las partes. Por diligencia de ordenación de 2 de mayo de 2014, se señaló fecha para la deliberación, votación y fallo del recurso, que tuvo lugar el pasado 14 de mayo.

Ha sido ponente el magistrado don Luis Romualdo Hernández Díaz Ambrona.

F U N D A M E N T O S D E D E R E C H O

PRIMERO

Antecedentes fácticos del caso.

Como se desprende de la sentencia impugnada y de las actuaciones, constan los siguientes:

  1. El 2 de abril de 2009, en Badajoz, doña Noemi inició tratamiento estomatológico en la "Clínica Vitaldent", titularidad de "Lubangodent, SL". Con carácter previo firmó un documento en el que, además de consentir su práctica, reconocía haber recibido información del tratamiento a realizar, de que el mismo se realizaría bajo anestesia local y que todo ello comportaba posibles e indefinidos riesgos para su salud o integridad física.

  2. El 9 de mayo de 2009, bajo anestesia local, se le abrió la cámara pulpar del primer molar superior derecho para efectuar otro día una endodoncia.

  3. El 21 de mayo el doctor don Cesareo, al objeto de practicar la endodoncia, aplicó a doña Noemi

    dos inyecciones de anestesia infiltrativa en fondo vestibular e intracapular.

  4. Ese mismo día 21 de mayo, a las 22.28 horas, doña Noemi fue asistida en el hospital Infanta Cristina de Badajoz por presentar desviación de la comisura labial hacia la derecha, siendo diagnosticada de parálisis facial postanestesia.

  5. El 13 de noviembre de 2012 doña Noemi ejercitó acción de responsabilidad contractual contra "Lubangodent, SL" y don Cesareo en reclamación de 24.468,96 euros y, ello, alegando haber estado impedida durante 456 días por culpa de una parálisis facial periférica causada por la manipulación estomatológica practicada el 21 de mayo.

  6. El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Badajoz desestimó la demanda de doña Noemi . En cuanto a "Lubangodent, SL" declaró su falta de competencia objetiva al haber sido declarada en concurso y con relación a don Cesareo lo absolvió por falta de responsabilidad.

SEGUNDO

Primer motivo del recurso: error en la valoración de la prueba.

La recurrente, doña Noemi, solicita la revocación de la sentencia de instancia al objeto de que se estime su pretensión frente a don Cesareo y se le condene a pagar 24.468,96 euros.

En primer lugar, combate los hechos probados, pues considera que sí se ha acreditado la existencia de una relación causal entre la asistencia recibida por doña Noemi el 21 de mayo de 2009 y la parálisis facial sufrida. Hace valer, básicamente, que la parálisis fue consecutiva al tratamiento (tuvo lugar el mismo día) y que existe un informe del médico forense que concluye en tal sentido, en que hay nexo de causalidad.

Este primer motivo de desestima.

Como es sabido, la valoración probatoria es una facultad de los tribunales. Tal facultad está sustraída a los litigantes, quienes, no obstante, pueden y deben aportar las pruebas necesarias en defensa de sus intereses. Pero lo que es la valoración corresponde única y exclusivamente al juez de instancia, no a las partes. Eso sí, esa valoración libre de la prueba no puede ser arbitraria. Por vía del recurso de apelación se transfiere al tribunal de segunda instancia el conocimiento pleno de la cuestión ( artículo 456.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ), pero quedando reducida la alzada a verificar si en la valoración conjunta del material probatorio se ha comportado el juez a quo de forma ilógica, arbitraria, contraria a las máximas de experiencia o a las normas de la sana crítica, o si, por el contrario, la apreciación conjunta de la prueba es la procedente por su adecuación a los resultados obtenidos en el proceso (por todas, véanse las sentencias del Tribunal Supremo de 26 de enero de 1998 y de 15 de febrero de 1999 ).

En el supuesto que nos ocupa, efectuada por el tribunal tal función revisora, se llega a la conclusión de que siendo objeto esencial de la presente controversia la existencia o no de relación causal entre la asistencia recibida por doña Noemi y su parálisis facial, la valoración de la pruebas efectuada por la juez a quo no es errónea, ni arbitraria. Ha apreciado el conjunto de la prueba con un razonamiento lógico, que debe prevalecer frente al criterio defendido por la recurrente, debiendo rechazarse su intento de sustituir una determinada y legítimamente parcial valoración de la prueba por la objetiva, motivada y correcta que aquélla realiza en su sentencia. Por lo que, del nuevo examen de toda la prueba practicada en su sede correspondiente y cuestionada por la parte apelante, esta Sala llega a idéntica conclusión que la juzgadora unipersonal, a cuyos razonamientos realizados en el fundamento de derecho sexto nos adherimos.

En cualquier caso, conviene abundar en que era doña Noemi quien corría con la carga de probar que su lesión fue resultado de la manipulación estomatológica efectuada por don Cesareo ( artículo 217 de la Ley de Enjuiciamiento...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS