SAP Sevilla 1/2015, 7 de Enero de 2015

Ponente:JOSE MANUEL DE PAUL VELASCO
Número de Recurso:8430/2010
Procedimiento:PENAL - PROCEDIMIENTO ABREVIADO/SUMARIO
Número de Resolución:1/2015
Fecha de Resolución: 7 de Enero de 2015
Emisor:Audiencia Provincial - Sevilla, Sección 4ª
RESUMEN

ROBO CON VIOLENCIA. El daño corporal es el mismo con independencia de su causa, y su valoración económica no ha de variar sustancialmente por el sector de la actividad humana en que se produzca, por la existencia o no en el mismo de un seguro obligatorio o por el carácter doloso, culposo o fortuito de su producción. Se absuelve al acusado.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Juzgado : Marchena-2

Causa : Sum. 2/2010

Rollo : 8430 de 2010

S E N T E N C I A Nº1/15

Ilmos. Sres.:

D. José Manuel de Paúl Velasco

D.ª Margarita Barros Sansinforiano

D. Carlos Luis Lledó González

En la ciudad de Sevilla, a siete de enero de 2015.-_________________________________

La Sección Cuarta de esta Audiencia Provincial ha visto en juicio oral y público la causa arriba referenciada, procedente del Juzgado de Instrucción número 2 de Marchena y seguida por delitos de robo con violencia, asesinato y daños mediante incendio contra los siguientes acusados:

- Alfredo, con N.I.E núm. NUM000, nacido en Rumanía el día NUM001 de 1989, hijo de Cesar y de Vicenta, con antecedentes penales no computables, insolvente, en prisión provisional por esta causa desde el 21 de octubre de 2010 hasta el 25 de noviembre de 2013. Se halla representado por el Procurador

D. Antonio Guisado Sevillano y defendido por la letrada Dª Esperanza Lozano Contreras.

- Franco, con N.I.E. núm. NUM002, nacido en Rumanía el día NUM003 de 1987, hijo de Justino y de Claudia, sin antecedentes penales, insolvente, en prisión provisional por esta causa desde el 27 de octubre de 2010 hasta el 25 de noviembre de 2013. Se halla representado por el Procurador D. Antonio Guisado Sevillano y defendido por el letrado D. Carlos de Elías Balongo.

Han ejercido la acusación el Ministerio Fiscal, representado en juicio por la Ilma. Sra. D.ª María Isabel Novoa Moreno, y los acusadores particulares D.ª Gema y D. Roberto, representados por la procuradora

D.ª M.ª de Flores Hidalgo Morales y asistidos por el letrado D. Rafael Titos González.

Ha sido Magistrado Ponente el Ilmo. Sr. D. José Manuel de Paúl Velasco, que expresa el parecer de la Sala.

ANTECEDENTES
PRIMERO

En la vista de la presente causa el Ministerio Fiscal calificó definitivamente los hechos de autos como constitutivos de un delito de robo con violencia de los artículos 237 y 242, números 1 y 2, del Código Penal (redacción vigente al tiempo de los hechos), en concurso medial con un delito de asesinato de los artículos 139, circunstancias 1ª y 2ª, y 140 del Código Penal, y de un delito de daños mediante incendio del artículo 266.1 en relación con el 263, siempre del Código Penal . Designó como autores de los tres delitos a los acusados Alfredo y Franco, no apreciando en su conducta circunstancias modificativas de su responsabilidad criminal. Sobre estas bases, interesó se impusiera a cada uno de los acusados, por el delito de robo, la pena de tres años y seis meses de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena; por el delito de asesinato, la pena de veintiún años y seis meses de prisión, con la misma accesoria, y por el delito de daños la pena de tres años de prisión, siempre con igual accesoria.

Interesó asimismo la condena de los acusados al pago de las costas y a que en concepto de responsabilidad civil indemnicen conjunta y solidariamente al representante legal de la empresa "Sur de Renovables" en la cantidad de 21.448,83 euros por los daños causados en la planta fotovoltaica y los efectos sustraídos de la misma; y a D. Roberto y D.ª Gema, padres de la víctima en las sumas de 96.101,05 euros por el fallecimiento de su hijo, más un 10% de incremento por tratarse de delito doloso, y de 10.200 euros por los daños causados en el vehículo; devengando las tres cantidades el interés legal conforme al artículo 576 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal .

SEGUNDO

En el mismo trámite, la acusación particular formuló conclusiones definitivas coincidentes con la calificación del Ministerio Fiscal; si bien elevaba las penas interesadas para cada uno de los acusados a veinticinco años de prisión por el delito de asesinato, cinco años de prisión por el delito de robo y tres años de prisión por el delito de daños; interesando asimismo una indemnización a D.ª Gema y D. Roberto de 500.000 euros, además de la imposición de las costas.

TERCERO

Por último, las defensas de ambos acusados elevaron a definitivas en el acto del juicio sus conclusiones provisionales, en el sentido de que dichos acusados no son autores de los hechos enjuiciados, solicitando, por ende, su libre absolución. No obstante, formularon conclusiones alternativas escalonadas para caso de declararse probada la autoría de sus patrocinados, en cuya hipótesis los hechos a ellos imputables serían constitutivos, en primer lugar, exclusivamente de un delito de robo con violencia; subsidiariamente, de un delito de robo con violencia en concurso medial con un delito de lesiones dolosas, este en concurso ideal con un delito de homicidio imprudente, y, en último término, de un delito de robo con violencia en concurso medial con un delito de homicidio doloso, calificación esta última propuesta solo por la defensa del acusado Alfredo .

CUARTO

Concluido el juicio oral, este tribunal dictó en la causa la sentencia 650/2013, de 13 de diciembre, en la que se absolvía libremente a ambos acusados por los hechos objeto de enjuiciamiento. La sentencia fue recurrida en casación por el Ministerio Fiscal y por la acusación particular; recursos que fueron estimados por la Sala Segunda del Tribunal Supremo en su sentencia 734/2014, de 11 de noviembre, cuya parte dispositiva casa y anula la sentencia impugnada "para que por la misma Sala, retrocediendo en las actuaciones de la causa, se dicte otra en la que, incluyéndola en el cuadro probatorio, se valore también la prueba genética relativa a ambos acusados". La sentencia de casación y las actuaciones de la causa se recibieron en el tribunal el 11 de diciembre de 2014, quedando desde entonces el proceso pendiente de dictar la nueva sentencia en cumplimiento de lo ordenado por la Sala Segunda.

HECHOS PROBADOS

PRIMERO

Sobre las 19 horas del día 24 de noviembre de 2009 dos o más personas desconocidas intentaron penetrar en el recinto de la planta fotovoltaica denominada "Fotovoltajes Marchena", ubicada en la parcela n.º 25 del polígono 29 del catastro rústico del término municipal de Marchena y propiedad de la empresa "Sur de Renovables, S.L.". Para acceder a la planta los asaltantes practicaron con herramientas adecuadas un agujero en la alambrada metálica que circunda el recinto, sin llegar a entrar en él, al ser puestos en fuga por el vigilante de seguridad de la planta, D. Isaac, que se limitó a enfocarlos desde lejos con su linterna, lo que bastó para que huyeran.

SEGUNDO

Unas ocho horas después, siendo ya las tres de la madrugada del día 25 de noviembre de 2009, un grupo de personas en número indeterminado, entre las que se encontraba el acusado Franco, consiguió entrar en la planta fotovoltaica antes mencionada; sorprendiendo al vigilante, que se encontraba en ese momento dentro del turismo de su propiedad. Los asaltantes rompieron con algún instrumento contundente las ventanillas de ambos lados del vehículo y sacaron al Sr. Isaac de su interior, comenzando a golpearlo con los instrumentos que portaban. El Sr. Isaac trató infructuosamente de protegerse del ataque, recibiendo golpes en la cara, brazo izquierdo, espalda y rodilla izquierda; hasta que los asaltantes consiguieron reducirla e inmovilizarlo con las mismas esposas que portaba para su labor de vigilante. Estando en esa situación, uno de los asaltantes, con ánimo de acabar con su vida, clavó al Sr Isaac en el ojo derecho un instrumento punzante no determinado, con tal fuerza que su punta fracturó la base del cráneo y penetró en el tejido encefálico.

TERCERO

Mientras el vigilante yacía exánime a resultas de la herida descrita, los asaltantes, usando las herramientas que portaban, cortaron los cables de cobre de la instalación fotovoltaica, extrayéndolos de las arquetas por los que discurrían y apoderándose de una gran cantidad de metros. Los cables sustraídos y los daños causados en la planta ascienden a un total de 21.448,83 euros. Los asaltantes sustrajeron además los dos teléfonos móviles que portaba el Sr. Isaac, uno suyo particular y el otro propiedad de la empresa de seguridad para la que trabajaba, "Uniformada, S.L."

CUARTO

Al marcharse de la planta, con los cables en su poder y abandonando a su suerte al Sr. Isaac, los asaltantes se llevaron también el vehículo propiedad del infortunado vigilante, un Dodge Caliber matrícula .... TQG, que más tarde incendiaron en un paraje denominado "Finca los Arroboneos", sito a 900 metros de la autovía A-4, a la altura del km 518, término municipal de Carmona. El turismo, que quedó completamente destruido, tenía un valor venal de 10.200 euros.

QUINTO

Sobre las 4:30 horas de esa misma madrugada el Sr. Isaac fue encontrado en el interior de la planta por un supervisor de la empresa de seguridad, que acudió al lugar alarmado porque no respondiera a sus llamadas. El maltrecho vigilante fue trasladado con vida al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde a pesar de los cuidados médico-quirúrgicos que se le prodigaron falleció cuarenta días después, el 10 de enero de 2010, como consecuencia de un shock séptico secundario a un absceso cerebral, producido a su vez por la infección causada por la herida penetrante en la masa encefálica.

Además de la herida que le causó la muerta, el Sr. Isaac presentaba las siguientes lesiones: fractura de cúbito y radio del antebrazo izquierdo, de carácter defensivo; fractura de la rama derecha de la apófisis transversa de la quinta vértebra lumbar; heridas contusas en región ciliar derecha, región auricular derecha y labio superior, esta transfixiante, y erosiones en mano izquierda, rodilla izquierda y región pretibial...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA