Sentencia nº 209/2016 de AP Sevilla, Sección 6ª, 14 de Julio de 2016

Ponente:FRANCISCA TORRECILLAS MARTINEZ
Número de Recurso:2632/2016
Procedimiento:CIVIL
Número de Resolución:209/2016
Fecha de Resolución:14 de Julio de 2016
Emisor:Audiencia Provincial - Sevilla, Sección 6ª
RESUMEN

DERECHO AL HONOR. LIBERTAD DE EXPRESIÓN. La protección del derecho al honor debe prevalecer frente a la libertad de expresión cuando se emplean frases y expresiones ultrajantes u ofensivas, sin relación con las ideas u opiniones que se expongan, y por tanto, innecesarias a este propósito, dado que el artículo 20.1 a) de la Constitución no reconoce un pretendido derecho al insulto, que sería, por... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Sevilla

REFERENCIA: ORDINARIO

JUZGADO DE ORIGEN: JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 12 DE SEVILLA

ROLLO DE APELACIÓN Nº 2632/2016

JUICIO Nº 465/2014

FALLO

CONFIRMATORIA

S E N T E N C I A Nº 209

PRESIDENTE ILMO SR :

D. MARCOS ANTONIO BLANCO LEIRA

MAGISTRADAS ILMAS SRAS :

Dª ROSARIO MARCOS MARTIN

Dª FRANCISCA TORRECILLAS MARTINEZ

En la Ciudad de SEVILLA a catorce de julio de dos mil dieciséis.

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Sevilla, ha visto y examinado el recurso de apelación interpuesto contra Sentencia de fecha 30 de septiembre de 2015 recaída en los autos número 465/2014 seguidos en el JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 12 DE SEVILLA promovidos por D. Jose Francisco y D. Jose Enrique representados por el Procurador D.MAURICIO GORDILLO ALCALA contra la CONFEDERACION GENERAL DEL TRABAJO - CGT representada por el Procurador D.JOSE MARIA GRAGERA MURILLO, siendo parte el MINISTERIO FISCAL, pendientes en esta Sala en virtud de recurso de apelación interpuesto por la representación de la parte demandante / demandada, siendo Ponente del recurso la Magistrada Iltma. Sra. Doña FRANCISCA TORRECILLAS MARTINEZ .

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

Que seguido el juicio por sus trámites se dictó sentencia por el Sr. Juez del JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 12 DE SEVILLA cuyo fallo es como sigue: " ESTIMAR PARCIALMENTE la demanda y; en su consecuencia:

  1. -DECLARAR que las expresiones "Dr. Alejo " y " Alejo " del artículo "AIRBUS-LANDIA", contenido en las páginas 6 y 7 del "BOCASA" o Boletín Obrero de la Sección Sindical de CGT CASA-Tablada nº 131, de julio de 2013, constituyen una intromisión ilegítima en el derecho fundamental al honor de DON Jose Enrique y de DON Jose Francisco, siendo responsable de la elaboración, publicación y divulgación del referido boletín la CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO (CGT) .

  2. - CONDENAR a la CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO (CGT) a abonar a DON Jose Enrique y a DON Jose Francisco la suma de 1500 € (MIL QUINIENTOS EUROS) a cada uno de ellos, debiendo publicar el fallo de esta sentencia tanto en el próximo boletín obrero (BOCASA) que se elabore y divulgue después de la firmeza de la misma, como en los tablones del centro de trabajo CASA-Tablada y en su página web (http://www.cgt.org.es).

  3. - NO HACER IMPOSICIÓN DE LAS COSTAS PROCESALES CAUSADAS. ".

SEGUNDO

Que contra dicha resolución se interpuso en tiempo y forma recurso de apelación por la representación de la CONFEDERACION GENERAL DEL TRABAJO CGT que fue admitido en ambos efectos, oponiéndose al mismo la parte contraria, remitiéndose los autos a este Tribunal y dándose al recurso la sustanciación que la Ley previene para los de su clase, quedando las actuaciones pendientes de dictar resolución, tras la deliberación y votación de este recurso.

F U N D A M E N T O S D E D E R E C H O

PRIMERO

El presente recurso se deduce en relación con la sentencia dictada en primera instancia por la que se estimó parcialmente la demanda por intromisión ilegítima en el derecho al honor ejercitada por los actores contra el sindicato demandado "CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO" (CGT en adelante). La demanda se fundamentaba en la existencia de una publicación periódica titulada "BOCASA" que se distribuía en el centro de trabajo en el que prestaban sus servicios como médicos de empresa ambos demandados. La empresa en concreto era AIRBUS GROUP y el centro de trabajo el que dicha compañía tenía en Tablada, Sevilla. Exponían los actores que en la publicación aparecida en julio de 2013, boletín nº 131, se les llamaba homicidas y se les comparaba con criminales nazis, lo que suponían un menoscabo y un escarnio público y constituían la intromisión ilegítima en el derecho al honor, tanto en su vertiente profesional como en la personal. Tal publicación había tenido una amplia difusión no sólo entre los empleados de AIRBUS sino también entre personas ajenas a la empresa porque la revista era publicada por el sindicato en su página web, por lo que cualquier persona podía tener acceso a la misma. Solicitaban se declarase que se había producido efectivamente la intromisión ilegítima y consiguientes condena del Sindicato demandado a indemnizar a cada uno de los actores en la cantidad de 3.000 euros a cada uno y a hacer público el texto de la sentencia que se dictase entre todos los trabajadores del Centro de Trabajo de Tablada a través de su inclusión la edición del BOCASA que correspondiera, en los tablones de dicho Centro de Trabajo y en la página web de la CGT, así como al pago de las costas procesales.

La entidad demandada se opuso a la demanda alegando falta de legitimación pasiva o, alternativamente, falta de litisconsorcio pasivo necesario, porque desconocían quienes fueran los autos del "Boletín Obrero de CASA", y el Sindicato no respondía por los actos u omisiones de sus afiliados, por otra parte según constaba en la propia publicación BOCASA ésta venía realizándose por la Sección Sindical de CGT en la factoría de EADS-CASA en Tablada como ente autónomo, de no apreciarse así debía ser llamada al litigio el Sindicato de Oficios Varios de Sevilla. Por otra parte, negaba que se encargara de publicar, editar o distribuir la revista y en cuanto al fondo, negaba se hubiera producido vulneración del derecho al honor de los demandantes, sino que era un ejercicio del derecho a la libertad de expresión sin que se hubiera producido la difusión que se pretendía por los actores. Se trataba por tanto del ejercicio de las funciones sindicales, promoviendo la salud y la seguridad en el trabajo, por lo que solicitaba la desestimación de la demanda.

En la sentencia dictada se apreció tanto la existencia de legitimación activa como pasiva por parte del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS