SAP Madrid 817/2017, 29 de Diciembre de 2017

Ponente:AGUSTIN MORALES PEREZ-ROLDAN
Número de Recurso:1883/2017
Procedimiento:Penal. Apelación procedimiento abreviado
Número de Resolución:817/2017
Fecha de Resolución:29 de Diciembre de 2017
Emisor:Audiencia Provincial - Madrid, Sección 3ª
RESUMEN

DELITO DE FALSEDAD EN DOCUMENTO OFICIAL. El delito de falsedad documental requiere la voluntad de alterar conscientemente la verdad por medio de una acción que trastoca la realidad. El dolo falsario se da cuando el autor tiene conocimiento de los elementos del tipo objetivo, esto es, que el documento que confecciona contiene la constatación de hechos no verdaderos. El aspecto subjetivo viene... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Sección nº 03 de la Audiencia Provincial de Madrid

C/ de Santiago de Compostela, 96, Planta 5 - 28035

Teléfono: 914934543,914934731

Fax: 914934542

Grupo de Trabajo: MSC

37051540

N.I.G.: 28.058.00.1-2016/0001038

Apelación Sentencias Procedimiento Abreviado 1883/2017

Origen :Juzgado de lo Penal nº 03 de Móstoles

Procedimiento Abreviado 376/2016

SENTENCIA NUM: 817/2017

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

ILTMOS. SRES. DE LA SECCION TERCERA

D. JUAN PELAYO GARCIA LLAMAS

D. EDUARDO VICTOR BERMUDEZ OCHOA

D. AGUSTIN MORALES PEREZ ROLDAN

---------------------------------------------- En Madrid, a 29 de diciembre de 2017.

VISTOS, por esta Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Madrid, en grado de apelación, el Juicio Oral celebrado en el seno del procedimiento abreviado número 376/2016 procedente del Juzgado Penal nº 3 de Móstoles y seguido por delito de falsedad en documento oficial, contra Ceferino siendo partes en esta alzada como apelante el citado acusado y como apelado el Ministerio Fiscal y Ponente el Magistrado Ilmo Sr D. AGUSTIN MORALES PEREZ ROLDAN, que expresa el parecer de la Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

Por el indicado Juzgado de lo Penal se dictó Sentencia el día 15 de marzo de 2017 cuyo FALLO decretó: "Que debo condenar y condeno a Ceferino como autor criminalmente responsable de un delito de falsedad en documento oficial del artículo 392 CP en relación al artículo 3901.2 º y 3º CP ( LO 1/15) a la pena de prisión de SEIS meses e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y a la pena de multa de SEIS meses con una cuota diaria de CUATRO euros día con

responsabilidad personal subsidiaria para caso impago de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no pagadas.

Se imponen al condenado el pago de las costas ocasionadas por esta infracción penal".

SEGUNDO

Notificada la referida sentencia, se interpuso en tiempo y forma recurso de apelación por la representación procesal de Ceferino que fue admitido en ambos efectos y del que se confirió traslado por diez días al Ministerio Fiscal que solicitó la desestimación del recurso.

TERCERO

Elevadas las actuaciones a esta Sección Tercera de la Audiencia Provincial el día 22 de diciembre de 2017 se formó el Rollo de Sala nº 1883/17 y dado el trámite legal, se señaló para la deliberación, votación y fallo en Sala del recurso el día 29 del mismo mes y año.

  1. HECHOS PROBADOS

Se aceptan de manera expresa los de la sentencia apelada.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Se aceptan los correlativos de la resolución del Juzgado de lo Penal objeto de recurso y

PRIMERO

En el recurso presentado por la representación procesal de Ceferino, que en su totalidad se da por reproducido, se aduce como único motivo la aplicación indebida del artículo 392 del Código Penal, por cuanto el documento en su día confeccionado carecía de apariencia de autenticidad, tratándose de una falsedad burda o inocua, no concurriendo el dolo falsario, ya que con anterioridad trabajó como profesor de música en la ESO, confeccionó el documento con la única intención de quedar bien con el Director, el cual en ningún momento le dijo que se iba a presentar ante la Inspección de Educación de la Comunidad de Madrid.

La jurisprudencia ha venido configurando los delitos de falsedad documental en forma de hermenéutica restrictiva, al exigir un plus sobreañadido a la simple descripción típica, como es la consideración de los bienes jurídicamente protegidos y subyacentes al documento amparado por la fe pública, y considerando carentes de antijuridicidad material, pese a su adecuación típica, aquéllos comportamientos no incidentes en la vida jurídica en forma de lesión o peligro. Esta doctrina ha tenido una aplicación relevante en los supuestos de alteraciones documentales burdas, que por su carácter rudimentario y evidente para cualquier persona son incapaces de inducir al error, en aplicación del brocardo «falsitas non punitur quae non solum non nocuit, sed nec erat apta nocere» ( Sentencias de 21 de noviembre de 1996, 11 de febrero y 12 de diciembre de 2000, 2 de noviembre de 2001, 11 de diciembre de 2002 y 16 de octubre de 2003 ).

De acuerdo con esta doctrina, la falsedad, por su mismo concepto, implica dos elementos desde el punto de vista objetivo: 1º. Una mutación de la verdad. 2º. Que dicha alteración resulte apta para engañar, es decir, que de algún modo lo que no es verdadero pueda parecerlo, porque una alteración de la verdad que lo sea de modo manifiesto, de forma tal que cualquiera que se acerque al objeto falsificado sin esfuerzo alguno pueda percatarse de ello...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA