SAP Zaragoza 10/2018, 17 de Enero de 2018

Ponente:JUAN IGNACIO MEDRANO SANCHEZ
Número de Recurso:476/2017
Procedimiento:Civil
Número de Resolución:10/2018
Fecha de Resolución:17 de Enero de 2018
Emisor:Audiencia Provincial - Zaragoza, Sección 4ª
RESUMEN

SUCESIÓN TESTAMENTARIA. NULIDAD DEL TESTAMENTO. Hay certeza de que al tiempo de otorgar testamento el causante presentaba un deterioro cognitivo progresivo. Pero no hay certeza de que el nivel de ese deterioro al tiempo de otorgar testamento le impidiera representarse el alcance de lo que hacía, de ordenar su decisión, y de la voluntariedad de ese acto. Se confirma la sentencia.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 4

ZARAGOZA

SENTENCIA: 00010/2018

R. 476/17

SENTENCIA NÚMERO DIEZ

Ilmos./a Señores/a:

Presidente:

D. Juan Ignacio Medrano Sánchez

Magistrados:

Dª María Jesús De Gracia Muñoz

D. Rafael Mª Carnicero Giménez de Azcárate

En la Ciudad de Zaragoza, a diecisiete de enero de dos mil dieciocho.

Visto por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Zaragoza, integrada por los/la Magistrados/a del margen, el recurso de apelación interpuesto contra la Sentencia dictada en fecha 13 de julio de 2017, por el Juzgado de Primera Instancia número Cuatro de Zaragoza, en autos de Juicio Ordinario, seguidos con el número 482/16, de que dimana el presente Rollo de apelación número 476/17, en el que han sido partes, apelante, la demandante D. Edemiro, representada por la Procuradora Dª Beatriz Utrilla Aznar y asistida por el Letrado D. Pedro J. Jimenez Solana, y, apelada, la demandada D. Ezequiel, representada por el Procurador

D. Jose Luis Isern Longares y asistida por el Letrado D. Juan Carlos Lopez Más, siendo Ponente el Ilmo. Sr.

D. Juan Ignacio Medrano Sánchez.

ANTECEDENTES DE HECHO

Se aceptan los antecedentes de hecho de la sentencia apelada.

PRIMERO

Por el Juzgado de 1ª. Instancia Número Cuatro de Zaragoza, se dictó sentencia de fecha 13 de julio de 2017, cuya parte dispositiva dice: "Fallo: Que desestimando la demanda interpuesta por la Procuradora Dª Beatriz Utrilla Aznar, en representación de D. Edemiro, contra D. Ezequiel, debo absolver y absuelvo al demandado de todas las pretensiones deducidas en su contra. Con expresa imposición de las costas a la parte actora.

SEGUNDO

Contra dicha resolución interpuso la parte demandante el presente recurso de apelación y cumplidos los trámites correspondientes se remitieron los autos a este Tribunal el día 26 octubre 2017, dando lugar a la formación del presente rollo, señalándose para discusión y votación el día 22 de diciembre de 2017, en que tuvo lugar.

TERCERO

En la tramitación del recurso se han observado y cumplido todas las prescripciones de carácter legal.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO

La parte recurrente lo que sustancialmente defiende es que se ha incurrido en una errónea valoración de la prueba, bien en la apreciación de las testificales y pericial, que se van desgranando en el desarrollo del recurso, como en las pruebas de las que resultaría que el causante sí que tenía esa capacidad para testar, conciencia y voluntad de hacerlo.

Los temas de apreciación de esa capacidad cuando se trata de personas mayores afectadas de una pluralidad de patologías, y normalmente fuertemente medicadas, y previamente una patología vascular, son siempre de una difícil valoración, pues el deterioro humano, y con él el de las capacidades volitivas, es progresivo y resulta extremadamente difícil identificar el momento en el que pueda considerarse que se perdieron. Al margen de que, es conocido, existen intervalos de lucidez. El criterio pericial debe pues tener aquí un valor esencial.

Se parte, se ha de partir legalmente, de una presunción de capacidad. A partir de ahí se ha de realizar un juicio prospectivo del cuadro patológico que presentaba verosímilmente el testador al tiempo de otorgar el testamento. Se ha de advertir que no es necesario alcanzar una certeza absoluta de la incapacidad de la testadora. Tal certeza sería contraria a la lógica de las cosas y haría casi imposible la declaración de una incapacidad que verosímilmente puede representarse como altamente probable. La prueba más relevante debe centrarse en la situación preexistente al testamento. Nuestro Código Civil sitúa el contexto del debate de la necesaria prueba, por parte del impugnante, de la ausencia o falta de capacidad mental del testador en el momento de otorgar el testamento.

Esta carga de la prueba deriva del principio de favor testamenti, que acoge nuestro Código Civil, y de su conexión con la presunción de capacidad del testador en orden a la validez y eficacia del testamento otorgado ( SSTS de 26 de abril de 2008, núm, 289/2008, de 30 de octubre de 2012, núm 624/2012, de 15 de enero de 2013, núm 827/2012 y de 19 de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA