SAP Alicante 693/2002, 12 de Noviembre de 2002

Ponente:FRANCISCO JAVIER PRIETO LOZANO
Número de Recurso:109/2002
Procedimiento:CIVIL
Número de Resolución:693/2002
Fecha de Resolución:12 de Noviembre de 2002
Emisor:Audiencia Provincial - Alicante, Sección 6ª
RESUMEN

"RECURSO DE APELACIÓN. COOPERATIVA. EXPULSIÓN DE SOCIOS. Se apela la sentencia que estima la excepción de sumisión de la cuestión litigiosa a arbitrajey absuelve a la demandada en la instancia sin entrar en el fondo. El propio texto del art. 60 de los nuevos Estatutos de la Cooperativa demandada en el que ésta trata de sustentar la excepción de sumisión a arbitraje, no lleva a tal conclusió... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

D. Javier Prieto LozanoD. José María Rives SevaDª. Dª. Cristina Trascasa Blanco

Rollo de Apelación número 109-A/2002.

Juzgado de Primera Instancia número 1 de Benidorm.

Procedimiento: Juicio Declarativo de Menor Cuantía número 177/2000.

SENTENCIA N° 693/02

Iltmos. Sres. y Sra.

D. Frco. Javier Prieto Lozano.

D. José María Rives Seva

Dª Cristina Trascasa Blanco

En Alicante a doce de Noviembre de dos mil dos.

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Alicante integrada por

los Iltmos. Sres. y Sra. expresados al margen ha visto, en grado de apelación

(Rollo de Sala n° 109-A/2002) los autos de Juicio de Menor Cuantía

substanciados ante el Juzgado de Primera Instancia n° 1 de Benidorm bajo n°

177/2000 en virtud de recurso de apelación entablado por los demandantes

D. Francisco y D. Gonzalo que intervienen en esta alzada

en su condición de recurrentes, representados por el Procurador Sr.

Dabrowski Pernas y asistidos por el Letrado Sr. Caruana siendo parte apelada

Caixa Rural de Altea representada por el Procurador Sr. Ivorra Martínez

y asistida por el Letrado Sr. Gómis Bernal.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

Por el Juzgado de Primera Instancia n° 1 de Benidorm en

los referidos autos tramitados con el n° 177/2000 se dictó con fecha 18 de

septiembre de 2001 sentencia, cuya parte dispositiva es del tenor literal

siguiente: "FALLO.-

  1. - Se estima la excepción de sumisión de la cuestión litigiosa a

    arbitraje, absolviéndose a la demandada en la instancia sin entrar en el fondo.

  2. Se condena en costas a la parte actora."

SEGUNDO

Contra la indicada resolución se interpuso en tiempo y

forma recurso de apelación por la representación de los demandantes Sres.

Francisco y Gonzalo recurso que fue admitido a trámite y seguidamente

motivado por escrito en el que los recurrentes solicitaron la revocación de la

sentencia apelada, que no se apreciase la excepción de arbitraje acogida en la

sentencia apelada y que se resolviera sobre el fondo de la litis acogiéndose los

pedimentos de la demanda.

Del recurso se dio traslado a la demandada en su escrito de

impugnación interesó su desestimación y la confirmación de la sentencia

apelada.

TERCERO

Seguidamente se remitió la causa a este Tribunal de

Apelación que a su recibo incoó Rollo bajo número 109 de 2002.

A instancia y petición de ambas partes, recurrente y recurrida, se

acordó la practica de determinadas pruebas documentales que habiendo sido

propuestas en primera instancia no fueron admitidas como pertinentes y por

ello consecuentemente no practicadas, expidiéndose a tal fin los despachos

necesarios para recabar tales documentales.

Una vez recibidos se dispuso la celebración de la oportuna vista a fin de

que las partes valorasen las pruebas practicadas en esta segunda instancia.

En tal acto los Letrados de las partes alegaron por su orden lo oportuno

a su derecho con relación a dichos nuevos medios de prueba ratificando y

reiterando las peticiones que habían deducido en sus respectivos escritos de

recurso y de impugnación

Visto, siendo Ponente el Ilmo. Sr. D. Javier Prieto Lozano.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO

Debe de ser estimado el presente recurso, revocada por

ello la decisión contenida en la sentencia apelada y desestimada la excepción

de sumisión a arbitraje establecida en el art. 11.1 de la Ley 36/1988 y que

expresamente preveía el art. 533 8° de la Ley de E. Civil de 1881, excepción

deducida por la Cooperativa ahora apelada en su escrito de contestación a la

demanda aunque de forma preferente al resto de las excepciones y defensas

que seguidamente articulaba en tal escrito.

Al respecto, y en primer término, parece oportuno dejar constancia de

que tal decisión no se adopta por esta Sala con base en directrices

jurisprudenciales contenidas en SSTS. de fechas 1 y 16 de marzo de 1996,

29 de septiembre de 1997, 29 de junio, 27 de octubre y 12 de diciembre de

1998, 13 de mayo de 1999 que, propugnando una interpretación literal del

art. 11.2 de la Ley 36/1988 reguladora del Arbitraje señaló que había de

entenderse forzosamente, por imperativo de lo establecido el dicho precepto,

que el demandado renuncia al arbitraje cuando al comparecer en el proceso

no se limita a proponer la oportuna excepción de arbitraje, sino que contesta

además a la demanda, pues tales directrices, quizá adecuadas al juicio

declarativo de Mayor Cuantía, mal se compaginaban con la normativa

reguladora del declarativo de Menor Cuantía, cauce procesal por el que se

substanciado la primera instancia de este proceso, y dadas las previsiones

contenidas en el art. 687 de la citada Ley de E. Civil de 1881, de forma que

una corriente jurisprudencial más reciente, desarrollada entre otras en

SSTS. como las de fechas 18 de abril de 1998, 1 de junio y 11 de diciembre de

1999, 14 de junio y 15 de diciembre de 2000, 14 de junio y 10 de julio 8 de

noviembre de 2001 y 18 de marzo de 2002, admite de forma clara la

posibilidad de deducir la excepción de sumisión a arbitraje en el escrito de

contestación a la demanda y seguidamente en el mismo escrito y " ad

cautelam" contestar a la cuestión de fondo por si aquella no fuese apreciada,

sin que tal proceder procesal implique renunciar a aquella ni someterse a la

Jurisdicción ordinaria, pues como indica la STS de fecha 18 de marzo de

2002 la tesis contraria atentaría a la tutela judicial efectiva y produciría

indefensión a la parte demandada si solo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA