SAP Zamora 372/2001, 21 de Noviembre de 2001

Ponente:ANDRES MANUEL ENCINAS BERNARDO
Número de Recurso:307/2001
Procedimiento:CIVIL
Número de Resolución:372/2001
Fecha de Resolución:21 de Noviembre de 2001
Emisor:Audiencia Provincial - Zamora, Sección 1ª
RESUMEN

CONTRATO DE ARRENDAMIENTO RÚSTICO. RESOLUCIÓN. PROFESIONAL DE LA AGRICULTURA. PRUEBA. Resulta acreditada no sólo la jubilación de la demandada desde hace casi 20 años, sino la falta de vinculación con la tierra, toda vez, que en todos los documentos aparece como residente en Madrid, no ha acreditado que ingresos obtiene de las tierras, a parte de la solicitud y concesión de las ayudas agrícolas... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

D. RAFAEL LIS ESTÉVEZD. ANDRÉS MANUEL ENCINAS BERNARDOD. JESÚS GONZÁLEZ OLIVEROS

AUDIENCIA PROVINCIAL

ZAMORA

----------------

Rollo Civil nº : 307/01

Nº.Procd.Civil : 290/00

Procedencia : Primera Instancia de Zamora nº 3

Tipo de asunto : Cognición (LAR)

-----------------------------------------------

Ilmos. Srs.

Presidente

D. RAFAEL LIS ESTÉVEZ

Magistrados

D. ANDRÉS MANUEL ENCINAS BERNARDO.

D. JESÚS GONZÁLEZ OLIVEROS, suplente.

----------------------------------------------

En Zamora a 21 de noviembre de 2001.

La Audiencia Provincial de Zamora, constituida en Tribunal por los Ilmos. Srs. D. RAFAEL LIS ESTÉVEZ, Presidente, y D. ANDRÉS MANUEL ENCINAS BERNARDO, y D. JESÚS GONZÁLEZ OLIVEROS, han pronunciando

E N N O M B R E D E L R E Y

la siguiente

S E N T E N C I A Nº. 372

En el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia dictada en fecha 19 de julio de 2001, en los autos del procedimiento civil, cognición-LAR, numero 290/00, procedentes del Juzgado de 1ª Instancia de Zamora nº 3, y promovido entre las partes, de una como Apelante D. Frida , demandada, representado por el Procurador de los Tribunales D. José Domínguez Toranzo, y bajo la dirección del Letrado D. Emilio San Honorato Vázquez, y de la otra, como Apelado D. Rita , demandante, cuya representación ostenta el Procurador D. Miguel Alonso Caballero, y bajo la dirección del Letrado D. Marcial Boizas Román, sobre resolución de contrato de arrendamiento rústico.

A N T E C E D E N T E S D E H E C H O

Se aceptan los de la sentencia de primera instancia

PRIMERO

En los autos de los que este Rollo trae razón, por el Juzgado de 1ª Instancia de Zamora nº 3, en fecha 19 de julio de 2001, se dictó sentencia, cuyo fallo textualmente dice: "Que estimando parcialmente la demanda interpuesta por el Procurador Sr. Alonso Caballero en nombre y representación de Doña Rita , contra Doña Frida , declaro resuelto el contrato de arrendamiento de fincas rústicas que liga a ambas partes, condenando, en consecuencia, a la demandada a dejar a la libre disposición de la actora las fincas descritas en primer lugar (Valcabadino y Valdelaloba=, segundo lugar (Guimaré), cuarto lugar (Cascajos) y quinto lugar (Lagar Blanco), del hecho primero de la demanda, con apercibimientode lanzamiento en caso de que no lo haga en plazo legal.- Nose hace expresa imposición de las costas procesales causadas en la instancia."

SEGUNDO

Contra dicha sentencia, por la parte apelante se interpuso recurso de apelación, dándose el trámite previsto en el art. 457 y concordantes de la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil, por lo que las actuaciones fueron elevadas a esta Sala, en donde se siguió su tramitación de acuerdo con lo establecido en el art. 464, y una vez cumplido dicho trámite se señaló el día 21 de noviembre de 2001 para la votación y fallo, que tuvo lugar en el día señalado.

TERCERO

En la tramitación de esta instancia se han cumplido las prescripciones y términos legales, siendo ponente el Ilmo.Sr. D. ANDRÉS MANUEL ENCINAS BERNARDO, quien expresa el parecer de la Sala.

F U N D A M E N T O S J U R Í D I C O S
PRIMERO

Que por la parte demandada-apelante se impugna la sentencia alegando como motivos: 1. Infracción del ordenamiento jurídico e indebida apreciación de la prueba por parte del juzgador en lo que respecta a la existencia de la novación extintiva del primitivo contrato; 2. Infracción del ordenamiento jurídico por aplicación indebida de las normas que regulan la duración del contrato que se declara resuelto y sus efectos en relación a la novación extintiva y 3. Incongruencia omisiva de la sentencia que no resuelve acerca de las cuestiones alegadas por las partes, a pesar de haber sido objeto de prueba en el procedimiento.

SEGUNDO

Que contrariamente a lo mantenido por el Juzgador en el fundamento quinto de la sentencia, la apelante considera que se ha producido en la relación arrendaticia una novación por haberse modificado tanto el objeto como la renta. Pero del examen de las pruebas practicadas resulta, como se admite en la contestación, que la ocupación de las tierras arrendadas viene de antiguo (en la contestación se dice de casi 50 años, se pierde en la antigüedad), que la hoy demandada vino a ocupar las tierras arrendadas al morir su esposo (se dice que en el año 60), es decir, se subrogó en su situación, tal y como prevé la legislación. Ahora bien, el doc. Num 2 de la contestación, que no lleva ni fecha ni precio del arriendo, sino únicamente una relación de las tierras propiedad de Abelardo (fallecido el 14-10-60, sucediéndole sus hijos: Enrique , esposo de la actora, fallecido el 7-1-99 y Lázaro , fallecido el 11-3-89) que entrega en arrendamiento a Silvio , (fallecido éste ultimo, según la contestación, en el año 1969); fallecido éste, su esposa, hoy apelante, de conformidad con el art. 18 del Reglamento para la aplicación de la legislación sobre Arrendamientos Rústicos (D 29-4-59), se subroga en la posición de su esposo, continuando con todos los derechos y obligaciones emanados del arrendamiento, así, según los recibos aportados (f46 a 48), venía pagando una renta de 1428 kg. de trigo a 2,70 ptas. más 202 de trigo reservista a 1,35 ptas., lo que hacía un total de 5.841 ptas. (años agrícolas 70/71, 71/72, 72/73) a las que se añadía la parte proporcional de seguridad social, es decir, que la renta venía estipulada en una determinada cantidad de trigo, de conformidad con el art. 7 del Decreto referenciado. Asimismo resulta que la hoy demandada, que desde el 5-3-81, figura de alta como pensionista de la Seguridad Social, pretende, que el documento que sin fecha ni firma (del que no se tiene constancia en los Archivos, según contestación de la Junta, f. 179), que presentó ante la Cámara poniendo en conocimiento las tierras que cultivaba en el término de Zamora, y donde sólo aparecen 4 a nombre del primitivo arrendador, Abelardo , constituye un nuevo contrato, al ser distintas las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA