SAP Ávila 180/2002, 25 de Julio de 2002

Ponente:IGNACIO PANDO ECHEVARRIA
Número de Recurso:219/2002
Procedimiento:CIVIL
Número de Resolución:180/2002
Fecha de Resolución:25 de Julio de 2002
Emisor:Audiencia Provincial - Ávila, Sección 2ª
RESUMEN

CONTRATOS. CAUSA. Si según el art. 1274 CC la causa se configura en los contratos como la prestación o promesa de una cosa o servicio por la otra parte, y si se considera doctrinal y jurisprudencialmente como ""la razón objetiva, precisa y tangencial a la formación del contrato, siendo determinante de su realización"", también habrá de entenderse que en este contrato no existía causa, puesto que... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

SENTENCIA N U M.: 180/2002

SEÑORES DEL TRIBUNAL

ILTMO. SR. PRESIDENTE

DON EMILIO RAMÓN VILLALAÍN RUÍZ

ILTMOS. SRES. MAGISTRADOS

DON IGNACIO PANDO ECHEVARRÍA

DOÑA TERESA DEL CASO JIMÉNEZ

En la Ciudad de Avila a veinticinco de julio del dos mil dos.

Vistos ante esta Ilustrísima Audiencia Provincial en grado de apelación los autos de PROCEDIMIENTO ORDINARIO número 395/01 del Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Avila, Rollo número 219/02; seguidos entre partes, de una como apelante Don Jose Luis , dirigida por el Letrado Don Arturo Familiar Sánchez, y de otra como apelada e impugnante Comisión Liquidadora de Entidades Aseguradoras, dirigida por el Abogado del Estado; actúa como Ponente, el Iltmo. Sr. DON IGNACIO PANDO ECHEVARRÍA.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO

Por el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Avila, se dictó la Sentencia de fecha 10 de Mayo de 2002, en los autos de PROCEDIMIENTO ORDINARIO seguidos bajo el número 395/01 de mencionado Juzgado, cuya parte dispositiva contiene el siguiente FALLO: "Que estimando la demanda presentada por la Comisión Liquidadora de Entidades Aseguradora representada y defendida por el Abogado del Estado contra Don Jose Luis representado por la Procuradora Doña Beatriz González Fernández y defendido por el Letrado Don Arturo Familiar Sánchez.

A).- Condeno a la parte demandada Don Jose Luis a pagar a la parte actora la Comisión Liquidadora de Entidades Aseguradoras la suma de un millón doscientos diez mil setecientos ochenta y siete pesetas

(1.210.787 ptas.) así como el interés legal del dinero de la citada suma desde la fecha del pago (29 de junio de 1994) hasta la fecha de la presente sentencia y el interés legal del dinero incrementado en dos puntos de la citada suma desde la fecha de la presente sentencia hasta que sea totalmente ejecutada.B).- Condeno a la parte demandada al pago de las costas procesales".

SEGUNDO

Contra mencionada resolución interpuso la parte demandada recurso de apelación, admitido y dado traslado a la otra parte personada, de conformidad con lo dispuesto en el art. 458 de la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil y por presentado el oportuno escrito de oposición y de impugnación, se remitieron los autos originales a ésta Audiencia Provincial para su resolución, dando lugar a la formación del presente rollo, no habiéndose propuesto prueba y no considerándose necesario por la Sala la celebración de vista quedó el procedimiento para que por el Iltmo. Sr. Magistrado Ponente propusiera resolución objeto de deliberación y votación.

TERCERO

En la tramitación del recurso se han observado y cumplido todas las prescripciones de carácter legal.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS
PRIMERO

Se interpone en esta alzada recurso de apelación por la parte demandada contra la sentencia dictada en la instancia, que estimando la demanda le condena al pago de la cantidad reclamada por la actora.

El apelante impugna la sentencia alegando dos motivos fundamentales, en primer lugar la falta de congruencia de la sentencia dictada, y en segundo la prescripción de la acción ejercitada por la parte actora. Por su parte la actora, tras oponerse al recurso, impugna la sentencia, de forma subsidiaria, entendiendo que en todo caso existe nulidad en el contrato.

SEGUNDO

Entrando en primer lugar en el análisis del primer motivo anunciado, dado su carácter estrictamente formal, alega la apelante que la sentencia incurre en este vicio puesto que la argumentación jurídica que utiliza para estimar la demanda de la actora es la aplicación del art. 1895 CC, esto es, la figura cuasicontractual del cobro de lo indebido; considerando que lo que la actora ejercitaba para mantener su pretensión era la nulidad del contrato suscrito entre las partes.

Estos extremos son verdad hasta cierto punto, puesto que si es correcto que la pretensión principal de la parte era la petición de nulidad del contrato, existían dos pedimentos subsidiarios, en el primero de los cuales se interesaba la resolución del contrato, y en el segundo el pago de la cantidad reclamada, sin petición alguna de nulidad o rescisión. Ante esta circunstancia, debe significarse que la sentencia no es incongruente respecto de la demanda, al resolver en su fallo de acuerdo con uno de los pedimentos de la actora. Es verdad que la fundamentación jurídica por la que se llega al fallo no es la seguida por esa parte, pero se considera que ello no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA