SAP Córdoba 343/2016, 21 de Junio de 2016

Ponente:PEDRO ROQUE VILLAMOR MONTORO
Número de Recurso:378/2016
Procedimiento:CIVIL
Número de Resolución:343/2016
Fecha de Resolución:21 de Junio de 2016
Emisor:Audiencia Provincial - Córdoba, Sección 1ª
RESUMEN

ARRENDAMIENTOS URBANOS. EXTINCIÓN. No puede afirmarse que estemos hablando de un caso de subrogación, puesto que ello supondría que un tercero pase a ocupar la posición del arrendatario inicial, que quedaría desligado del contrato, siendo a partir de ese momento aquel tercero el arrendatario con sus derechos y obligaciones frente al arrendador. Esta situación aquí no se ha producido, sino que lo... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

S E N T E N C I A Nº 343/16 .- Iltmos. Sres.

Presidente:

D. Pedro Roque Villamor Montoro

Magistrados:

Doña Cristina Mir Ruza

Don Fernando Caballero García

APELACIÓN CIVIL

Juzgado: 1ª Instancia nº 3 de Posadas

Autos: Juicio Verbal nº 132/15

Rollo: 378

Año 2016

En Córdoba, a veintiuno de junio de de dos mil dieciséis.

Vistos por la Sección Primera de la Audiencia los autos procedentes del Juzgado referenciado al margen, que ha conocido en primera instancia, en razón del recurso de apelación interpuesto por Dª Marta Y Dª Mercedes, representadas por el Procurador Sr. Morales Perez y asistidas del Letrado Sr. Peña García, siendo parte apelada D. José Y D. Justiniano ", representados por el Procurador Sr. Orti Baquerizo y asistidos de la letrada Sra. Aranguren Urriza. Es Ponente del recurso D. Pedro Roque Villamor Montoro.

ANTECEDENTES DE HECHO

Se aceptan los Antecedentes de Hecho de la sentencia recurrida, y

PRIMERO

Se dictó sentencia con fecha 11.12.2015 cuyo fallo textualmente dice: " Que DEBO DESESTIMAR Y DESESTIMO LA DEMANDA interpuesta a instancias de DÑA. Marta, Y DÑA. Mercedes, representadas por el Procurador de los Tribunales Sr. Morales Pérez, y bajo la asistencia letrada del Sr. Peña García; frente a D. José Y D. Justiniano, representados por el Procurador Sr. Orti Baquerizo, y bajo la asistencia letrada de Sra. Aranguren Urriza; y ello con imposición de las costas de esta instancia a la parte actora".

SEGUNDO

Contra dicha sentencia se preparó en tiempo y forma recurso de apelación por la representación indicada que en base a la argumentación de hechos y fundamentación jurídica que expresó, dándose traslado del mismo a la parte contraria por el término legal, presentándose escrito de oposición, tras lo cual se remitieron las actuaciones a este Tribunal que formó el correspondiente rollo, personándose las partes. Esta Sala se reunió para deliberación el 20.6.2016.

FUNDAMENTOS JURIDICOS

Se aceptan los Fundamentos Jurídicos de la Sentencia en cuanto no se opongan a los de ésta, y

PRIMERO

En el presente caso se trataba con la demanda de poner fin al contrato de arrendamiento vigente entre las partes sobre el inmueble del n. NUM000 de la AVENIDA000 de La Carlota de fecha

11.931972 (folio 20) con las modificaciones introdudidas en el documento de 30.9.1976 (folio 21) que para cuanto aquí interesa contemplaba la facultad de subarrendar que se le concedía al inicial arrendatario sr. José

. La justificación de esa pretensión era que debe de entenderse como un contrato de arrendamiento de local de negocio sometido a la Ley de 1964, habiéndose jubilado el arrendatario y el transcurso de veinte años desde la entrada en vigor de la Ley 29/1994 de 24.11 (1.1.2015) a tenor de la Disposición Transitoria Tercera números 2 y 3 de esa norma, habiendo mediado requerimiento previo en ese sentido cursado al arrendatario y a don Justiniano que es quien explota el bar existente en ese inmueble.

La sentencia entiende que en el contrato no se determina que se trate de un arrendamiento de local de negocio, y entiende que en un primer momento era de vivienda, correspondiéndole, sigue diciendo, al actor acreditar que era de local de negocio, sin que lo haya conseguido, por lo que se regirá por las normas propias del arrendamiento de vivienda, si bien después alude a que en el momento presente se trata de un arrendamiento de local de negocio. Seguidamente se alude a que el arrendatario estaba autorizado a subarrendar, cosa que ha hecho entendiéndose también en la sentencia que ha cumplido los requisitos para ello, mediando aprobación tácita de los arrendadores, remitiéndose a las retenciones satisfechas por doña Agueda, hija del arrendatario, y después el sr. Justiniano, que añadió que ha hecho lo mismo que sus hermanas y sus abuelos. Igualmente se entiende que el arrendatario no se encuentra jubilado, lo que excluiría la extinción del contrato que se invoca en la demanda.

El recurso se centra en primer término en el error que entiende que incurre la sentencia a la hora de valorar la prueba, en este sentido se afirma la existencia de contradicción en la propia sentencia pues la cita que hace de jurisprudencia del Tribunal Supremo, conduciría a considerar que se trata de un contrato de arrendamiento de vivienda, cosa que no hace aquella, conclusión que entiende se deriva de (i) lo que dispuesto en la sentencia de 6.2.2002 (documento n. 3 de la parte demandante, folio 98 a 102 del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número Dos de Posadas, y la de 12.9.2002, de la sección 3ª de esta Audiencia Provincial (documento n. 7, folio 118 a 122) que resolvía recurso de apelación contra aquella; (ii) de la inclusión en el contrato de cláusulas propias de arrendamiento de local de negocio, así la facultad concedida al arrendatario de construir un almacén para guardar enseres, pago del IVA sobre la renta y el IBI por el arrendatario, a lo que añade las retenciones que se le vienen haciendo al liquidarla. Igualmente, entiende, que a esa...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA